¡Alicotrans sigue sumando socios!

José y Juan Manuel han sido los dos últimos socios que se han incorporado a la cooperativa y ya tienen sus camiones en alquiler con opción a compra ¡Enhorabuena!

Cerrado cupo 2015. Abierta lista de espera para 2016 y 2017

Durante los últimos meses, Alicotrans ha entregado 14 camiones a nuevos socios, los cuales ya se encuentran trabajando a plena satisfacción. Con ellos cerramos el cupo 2015, pero no os preocupéis, ya podéis entrar en la lista de espera para 2016 y 2017. Podéis consultar las condiciones del alquiler con opción a compra aquí.

En nuestra trayectoria como cooperativa de transporte nos hemos dado cuenta de la dificultad que supone para el transportista conseguir su propia cabeza tractora, debido a los elevados precios y las pocas facilidades para su financiación. Así que decidimos colaborar en la financiación poniéndolos a disposición del socio en alquiler con opción a compra, de modo que terminado el periodo de alquiler pasa a ser de su propiedad.

Recuerda que tú también puedes unirte a nosotros, consulta las condiciones aquí.

 

Rentabilidad para el transportista. ¿Qué beneficio mensual me puede quedar?

Esta es una de las preguntas que más se repiten y vamos a hacer lo posible por daros una contestación útil, que os sirva para tomar vuestra decisión con toda la información.

En el mundo del transporte se dan estos tipos de gastos:

1. Gastos fijos (alquiler/pago del camión, alquiler/pago del frigo, seguridad social, seguro de los vehículos, seguro de las mercancías, cuota de socio a la cooperativa, etc.). Estos gastos se repiten cada cierto periodo de tiempo y los conocemos con total exactitud, o casi.

2. Gastos variables (gasoil, peajes, gastos financieros/pronto-pago), varían en función de los kilómetros que se hacen, a más kilómetros más gastos, y dependen por tanto de ellos.

3. Gastos extraordinarios. No sabemos cuándo se van a producir ni cuánto dinero van a suponer. Son las averías, reventones de rueda, multas y similares. Para estos gastos deberíamos hacer una estimación mensual y considerarlos como fijos. Por ejemplo, consideramos que en averías y ruedas nos gastaremos al año el equivalente a 500 euros mensuales. Si luego no ocurren ganaremos más y si ocurren y salen más caras entonces ganaremos menos. Otro de los gastos extraordnarios son las multas, lo ideal es hacer todo lo posible para no cometer ninguna falta y de esta manera no tener multas. Si nos consideramos capaces de conseguirlo, presupuestaremos cero euros; si creemos que nos pondrán alguna multa podemos presupuestar, por ejemplo, 100 euros mensuales.

Teniendo esto en cuenta, y con los precios actuales, (septiembre 2016) de los transportes, del gasoil en 0,80 euros litro, redondeando y de los peajes (en promedio), se obtienen los siguientes números:

Por cada euro facturado, se necesitan 53 céntimos para pagar los gastos variables (gasoil, peajes y financieros), por tanto quedan 47 céntimos de beneficio bruto, que se destinan a pagar los gastos fijos (alquileres, seguros, averías, etc). Según cuáles sean estos gastos fijos necesitaremos hacer más o menos facturación (y por tanto, más o menos kilómetros) para cubrirlos. Una vez los gastos fijos estén cubiertos empezaremos a obtener beneficios.

Por ejemplo:

Digamos que tenemos unos gastos fijos mensuales de 3.000 euros. Para saber cuánto debemos facturar al mes para cubrir esos gastos fijos debemos dividir los 3.000 euros entre 0,47 (la cantidad de beneficio bruto por euro facturado): 3.000/0,47= 6.383 euros.
Facturando eso ya cubrimos gastos, a partir de ahí cada nuevo euro que facturemos nos dejará 47 céntimos de beneficio. Es decir, cada mil euros por encima de esos 6.383 euros nos deja 470 euros de beneficio.
Si, por ejemplo, queremos ganar unos 2.000 euros mensuales tendríamos que facturar 4.255 euros más: 2.000/0,47= 4.255.
De esta manera, sumando la facturación necesaria para cubrir los gastos fijos (6.383 euros) y la facturación para conseguir un sueldo de 2.000 euros (4.255 euros) obtenemos un resultado de 10.638 euros/mes. Esa es la cantidad que deberíamos facturar en total cada mes para conseguir un beneficio de 2.000 euros. Eso se traduce en realizar unos 12.000 kilómetros al mes, según los precios actuales.
Con esta información puedes hacer tus propios números, haz una relación de los gastos fijos que tendrías cada mes y a estos le sumas el beneficio que quieres obtener también cada mes, el total lo divides entre 0,47 y tedará la facturación mensual que necesitas.

Gastos fijos + Beneficio deseado / 0,47 = Facturación mensual necesaria